Merengues con manjar: Se derriten en la boca. Ricos y fáciles.

merengues con manjar
Merengues con manjar

Merengues con manjar

Los merengues con manjar se terminan rápidamente, porque se impone comer más de uno.

Es muy difícil o más bien imposible, pedir a los comensales que ¨dejen uno¨.

Por su inigualable y delicioso sabor, son una gran tentación para grandes y pequeños.

Muy fáciles de preparar, así que, “manos a la obra”.

Ingredientes para los merengues con manjar

4 claras.

¾ taza de azúcar flor cernida o el equivalente en endulzante.

1 ¼ taza de azúcar granulada para hacer un almíbar de pelo.

250 gramos de manjar de preferencia o mermelada casera.

Cómo hacer merengues con manjar caseros

Batir en un bol muy bien las claras a punto de nieve, lo que se comprueba cuando al girarlo el batido este no se cae. Es la clave para lograr una óptima preparación.

Aparte, prepare el almíbar de pelo o hilo con una taza y media de agua y el azúcar granulada, lleve a fuego medio por 15 minutos aproximadamente revolviendo de vez en cuando.

Cuando levante la cuchara de madera, idealmente, y note que escurre un fino hilo, el almíbar está listo.

Incorpore el almíbar a las claras y continúe batiendo. Además añada el azúcar flor o endulzante, sin dejar de batir hasta que la mezcla enfríe.

Entonces, ponga la mezcla en una manga para decorar o prepare una artesanal con una bolsa plástica a la que con tijera corta un extremo.

Disponga los merenguitos sobre una lata de horno forrada en papel mantequilla y cocine a temperatura baja.

Lo más importante ¨El secreto¨ ,  es mantener el horno entreabierto y se cocinan a fuego bajo por una hora aproximadamente.

Tienen que quedar blancos y secos, por eso aconsejamos observarlos. De esta forma será fácil desprenderlos del papel.

Una los merengues de a dos y use manjar o mermelada casera para unirlos.

Servir fríos en un plato en forma abundante, ya que de seguro tendrán el éxito que espera de los suyos.

OTRAS RECETAS CON MERENGUE…a un click


Chilenitos


 

Panqueques: El secreto para la mejor masa. Deliciosos.

Panqueques
panqueques caseros

Panqueques

Unos panqueques caseros se pueden degustar a toda hora del día y realmente son un platillo exquisito si se preparan con estas sencillas instrucciones.

En cosa de minutos los puede tener listos para servir calientes o fríos dependiendo de sus gustos.

En la mañana con su desayuno puede rellenarlos con una delicada mermelada casera, pero como postre después del almuerzo rellenos de manjar o solo espolvoreados con azúcar impalpable son un deleite.

Ingredientes para una rica masa de panqueques

2 cucharaditas de mantequilla o margarina.

2 tazas de leche.

½ taza de harina sin polvos de hornear.

3 huevos.

Rendimiento de 8 a 10 panqueques.

Cómo hacer panqueques caseros

Primero se baten ligeramente los huevos, claras y yemas juntas. Agregue la cucharadita de mantequilla o margarina derretida previamente en pocos segundos en el microondas.

Incorpore la leche y alterne con la harina sin polvos de hornear hasta formar un batido liviano. Esto es la base para un buen panqueque.

Para cocerlos, recomendamos calentar en una sartén la medida de una taza chica con aceite. Una vez caliente se devuelve el aceite a la taza y quedará una película en el fondo.

Con otra taza pequeña, se revuelve la mezcla y se saca una parte del batido, el cual se distribuye en el sartén girándolo para que se esparza de manera uniforme.

Deje cocer durante 2 a 3 minutos, y dé vueltas el panqueque para cocer la otra cara. Con la punta de un cuchillo se despegan los bordes y se agita el sartén para soltarlo.

Agregar nuevamente al sartén el aceite calentado anteriormente, se vuelve a calentar y se regresa a la taza. El aceite siempre muy caliente es el secreto.

Es común que el primero se pegue y se pierda, hasta en sartenes con teflón; pero a partir del segundo los siguientes saldrán muy buenos.

Ponga los panqueque uno sobre otro, no se pegan, y después los puede rellenar con lo que desee.

Sírvalos calientes o fríos con relleno de mermelada o manjar. También puede agregar una bola de helado de vainilla lo que resalta la presentación y el sabor.

Además, para acentuar el sabor dulce, puede espolvorear encima con azúcar flor, blanca o impalpable.

Un imperdible para elaborar es un delicioso kuchen de ricotta que es fácil y rápido y será un complemento ideal.

OTROS TIPOS DE PANQUEQUES… a un click


Panqueque americano


 

Panqueque americano: El mejor para el dasayuno

Panqueque Americano

Panqueque americano

Desayunar un panqueque americano es un deleite al paladar dado el espesor que tienen. Su textura suave los hace una masa dulce exquisita.

Fácil y rápido de preparar, en cosa de minutos ya las personas que más quieres pueden disfrutar un delicioso panqueque casero.

Ya no hay disculpas , solo requiere el ánimo para preparar con tus propias m,anos y demostrar el cariño especialmente si hay pequeños.

Ingredientes para un panqueque americano

1 1/3 taza de leche

2 cucharadas de azúcar o endulzante

1 huevo

1 taza de harina con polvos de hornear de su marca preferida

1 1/2 cucharadas de mantequilla

ralladura de limón o naranja a gusto es optativo

Como hacer un panqueque americano

Primeramente en un bol hay que batir el huevo con la clara y la yema juntas.

Inmediatamente agregue la mantequilla previamente derretida por ejemplo en microondas, la cual deje enfriar antes de usar.

Tiene que estar fría para lograr una adecuada mezcla.

Después alterne incorporando una porción de la harina con polvos de hornear y una de leche. Agregue la azúcar o el equivalente en endulzante.

De esta forma se obtiene una mezcla homogénea y consistente.

En una plancha caliente y previamente enmantequillada o engrasada, vierta porciones de mezcla y la distribuye en forma pareja.

Este tipo de panqueque es un poco grueso y no son uniformes , que es lo interesante al servir.

Pasados unos 2 a 3 minutos de cocción a horno fuerte ( depende del horno), hay que dar vuelta de manera que se cocine por ambos lados, por un tiempo similar.

Esta mezcla se desprende con mucha facilidad de la plancha y no requiere mucho aceite o mantequilla para engrasar.

Finalmente, deje enfriar y sirva con miel natural o con la mermelada casera que sea de su agrado.

Si prefiere una mejor presentación que sean todos uniformes, puede hacerlos en un sartén no muy grande que tenga teflón en el fondo.

De esta manera y un poco de mantequilla o margarina evita que se peguen.

Si les gusta estas masas dulces recuerde la receta de los panqueques caseros, que son exquisitos.

 

 

Rosquillas: Compañeras ideales de una tarde helada.

Rosquillas
Rosquillas caseras

Rosquillas

Son el sabor dulce necesario para un día lluvioso. Las rosquillas son un infaltable para acompañar la hora del té. Suben el ánimo en este día.

Muy fáciles de preparar y de seguro a toda su familia les encantarán , especialmente por que las preparo con la cuota de cariño que requieren.

Esta masita casera saca de muchos apuros y se consumen a toda hora, por ejemplo el día posterior , tienen un sabor incomparable.

Ingredientes para las rosquillas dulces

2 huevos

1 taza de agua

½ cucharada de polvos de hornear extra para que suba la masa

1 taza de harina con polvos de hornear

Equivalente de endulzante o 1 taza de azúcar granulada o común.

1 cucharada de mantequilla o margarina

Ralladuras de limón o naranja a gusto

Una pizca de sal

Como hacer roquillas caseras.

Primeramente en una olla hierva el agua, agregue la mantequilla y la sal.

Comenzando a hervir, vierta toda la harina con polvos de hornear, previamente cernida para evitar grumos.

Lo más importante es revolver muy bien durante 3 a 4 minutos , hasta que la masa pueda despegar del fondo de la olla.

Además agregue los huevos uniéndolos bien a la masa ya tívia.

Inmediatamente retire del fuego y deje enfriar la olla tapada con un paño para que conserve calor por más tiempo.

Posteriormente en una superficie lisa y enharinada, amásela y esparza o espolvoree harina para que no se pegue.

Divida la masa en 12 o 14 bolitas pequeñas y estírelas cada una de ellas frotándola entre ambas palmas de sus manos.

De esta forma obtiene una masa con forma de rollito largo y delgado de 10 a 12 centímetros aproximadamente.

Una ambos extremos presionando para que se unan.

Ya tiene la forma de la rosquilla.

Finalmente , fríalas en una olla con abundante aceite o manteca caliente dando vueltas para que se doren en forma pareja por ambas caras.

Escúrralas al sacar y déjelas sobre papel absorbente.

Deje enfriar y sírvalas espolvoreando azúcar flor o impalpable sobre la superficie.

Como alternativa es cubrirlas con un almíbar de pelo hecho con media taza de agua y 4 cucharadas de azúcar. Las que se dejar hervir por 5 minutos hasta que reduzca.

Además puede intentar con las sopaipillas caseras que en una tarde invernal son muy bien recibidas.

 

Alfajores: Caseros fáciles de preparar. UNA DELICIA.

alfajores
Alfajores caseros

Alfajores

Los alfajores son para saborear en cualquier ocasión, ya sea para compartir en casa a la hora del té o llevar a una celebración especial.

Estos dulces realizados con sus propias manos, serán siempre alegremente recibidos, se llenará de felicitaciones y agradecimientos.

Las personas que más quiere son los primeros que degustarán estos deliciosos dulces y les mostrara todo su cariño, especialmente los más pequeños.

Ingredientes para preparar alfajores caseros

6 yemas.

1 taza de manjar o dulce de leche.

1 taza de harina con polvos de hornear.

Una cucharada de licor, por ejemplo aguardiente, pisco, vodka, que sean blancos.

Cómo hacer alfajores de fácil preparación

Bata las yemas hasta que estén blancas. Agregue el licor y siga batiendo.

Junte esta mezcla con la harina sin polvos de hornear y manipule hasta obtener una masa blanda.

Este es el secreto del alfajor, la consistencia de la masa.

Usleree la masa hasta que quede lo más fina posible.

Corte los alfajores con un molde redondo o cuadrado, si tiene en su hogar, o bien con un vaso de 5 centímetros de diámetro, aproximadamente.

Póngalos sobre una superficie enharinada y pínchelos con un tenedor.

Hornee a calor mediano, siempre vigilando que no se quemen.

Cuando adquieran un dorado parejo retírelos y deje enfriar.

Para rellenarlos, tome una hoja y ponga manjar en el centro. Pegue la otra y aplaste con mucho cuidado en el medio para que se esparza el manjar.

Con un cuchillo pequeño complete rellenando los bordes.

Como dato adicional, puede usar el dedo índice para completar el relleno, que es lo más importante en este trabajo manual.

Lo más importante para mantener la higiene . No chuparse el dedo, hasta el final.

Si quiere hacer su propio manjar casero es muy fácil, requiere 2 litros de leche, 1 kilo de azúcar y un palito o extracto de vainilla a gusto.

Se calienta la leche hasta que hierva, luego se baja a fuego moderado, revolviendo constantemente.

De esta forma se reduce la leche y en una hora notará que cambia de color a ese tono café que distingue al manjar o dulce de leche, y a su vez se vuelve más espeso.

Puede remplazar el manjar por una mermelada casera espesa.

Hay que tener en cuenta que en repostería hay que tener un kuchen casero como acompañamiento y este es delicioso.

OTRAS MASAS DULCES CON MANJAR…a un click


Empolvados


 

Empolvados: Muy fáciles de preparar y para disfrutar a toda hora.

empolvados
Empolvados caseros

Empolvados

En un descanso a media mañana, servirse un café acompañado de deliciosos empolvados, es un regalo al paladar. ¡Uno no basta!.

Por otra parte en cualquier evento, un  empolvado tienen su puesto de honor en la mesa.

Pruebe esta receta que solo requiere unos pocos ingredientes y de muy fácil preparación.

Lo más importante es que  podrá disfrutar y compartir un delicioso dulce casero con las personas que más quiere y les demuestra su cariño.

Ingredientes para un empolvado esponjoso

Manjar para el relleno, en lo posible, o mermelada del sabor de su preferencia.

¾ de taza de harina con polvos de hornear,

4 huevos.

4 cucharadas de azúcar flor o el equivalente en endulzante.

Cómo hacer empolvados caseros

En un bol bata las yemas con el azúcar hasta que blanqueen.

En otro recipiente aparte, hay que  batir las claras hasta que estén muy firmes.

Luego agregue de a poco a la mezcla anterior, alternando con la harina con polvos de hornear previamente cernida. Mezcle todo suavemente.

En la lata del horno enmantequillada, para que no se peguen, vaya poniendo con una cuchara pequeñas porciones, dándoles una forma redondeada.

Es muy importante dejar un espacio entre las porciones, de lo contrario, al aumentar su volumen, se unirán o pegarán entre ellas.

Llévelas a horno regular de 180 ° Celsius durante 8 minutos aproximadamente, vigilando que no se quemen o sobrehornear las masas.

Inmediatamente se retiran y se dejan enfriar.

Enmantequille nuevamente la lata para una segunda horneada. Igualmente, una vez horneados, deje enfriar.

Finalmente, con cuidado vaya tomando de a dos masas que deben estar frías y se unen con manjar o mermelada en el medio.

Antes de servir, espolvoree las masas dulces caseras con azúcar flor, o impalpable,cubriéndolos completamente.

De esta forma  les da la presentación característica, como en la fotografía, y enriquece su  exquisito sabor dulce característico.

Si llegan visitas no anunciadas, ya tiene la forma rápida de atenderlas y brindarles su cariño con estos dulces o con deliciosos alfajores.

De seguro recibirá parabienes por su trabajo, por que la gente siempre se fija y esperamos comparta nuestra web masasespeciales.com

 

Masitas de canela: Un sabor especial para la hora del té.

masitas de canela
Masitas de canela caseras

Masitas de canela

Para todo tipo de eventos, las masitas de canela son uno de los dulces preferido de grandes y de los más pequeños .

Por su exótico e inconfundible sabor, la canela es una de las especies favoritas en la gastronomía y muy especialmente en la repostería moderna.

Por otra parte cabe destacar las propiedades para la salud que contiene.

 

Unas masitas elaboradas en casa con canela y nueces sorprenderán muy gratamente a quienes las ofrezca y prueben.

Ingredientes para las masitas de canela

1 cucharada de canela en polvo.

1/4 taza de azúcar o el equivalente en endulzante si prefiere.

3 cucharadas de mantequilla o si prefiere con margarina.

1 taza de harina con polvos de hornear de su marca preferida.

1 clara de huevo.

½ taza de nueces picadas.

Cómo hacer masitas de canela caseras

Primeramente en un bol junte el azúcar o endulzante, la canela, la harina, la mantequilla o margarina y la clara de huevo.

Revuelva todo muy bien hasta obtener una masa suave y consistente que sea fácil de trabajar.

Puede agregar otra clara de huevo si estima que la masa obviamente lo requiere o más mantequilla o margarina, lo que tenga más a mano.

Lo más  importante es evitar agregar agua o leche.

Sobre una superficie plana, previamente enharinada, usleree la masa hasta dejarla de ½ centímetro de espesor aproximadamente.

Corte la masa en rectángulos de preferencia u otras figuras geométricas, por ejemplo rombos o círculos, u otro diseño que prefiera.

Coloque cada masita en la lata del horno enharinada previamente, para que no se peguen, y espaciadas una de otra.

Pincele la superficie con clara de huevo y agregue las nueces picadas.

Finalmente, lleve a horno regular previamente calentado durante 10 minutos, hasta que note que están de color dorado.

Recomendamos vigilar para que no se quemen.

Deje enfriar y sírvalas frías acompañadas por ejemplo con una deliciosa taza de chocolate en un día invernal.

Si queda algo de tiempo podría complementar con mantecados caseros que tienen un sabor incomparable.

¡ Perfecto!.

 

 

Mantecados: Fácil y deliciosa masa para la hora del té.

mantecados
Mantecados

Mantecados

Muy fácil y rápidos de preparar. Se logra una fina masa algo quebradiza que se derrite fácilmente al probarla, resultando una placentera sensación.

En consecuencia, será el dulce preferido para disfrutar con toda la familia, amistades e invitados.

En cualquier evento, disfrutar de estos mantecados caseros será por todos agradecidos.

Solo siga estas sencillas instrucciones y obtiene un gran dulce que es de gusto general por su sabor.

Ingredientes para hacer mantecados

Azúcar flor o impalpable para espolvorear.

¾ taza de harina sin polvos de hornear.

3 cucharadas de manteca de su preferencia.

2 cucharadas de azúcar flor o el equivalente en endulzante para la masa.

Cómo hacer mantecados caseros

Primeramente, cernir la harina sin polvos de hornear conjuntamente con el azúcar flor.

Luego una con la manteca y trabaje la mezcla hasta lograr formar una masa compacta,que es lo que se requiere para un buen mantecado.

A continuación, sobre una superficie lisa y enharinada, extienda con un uslero la masa hasta dejarla de un grosor de 7 mm  aprox.

Forme o corte los mantecados con un molde circular o un vaso, si prefiere, de 5 a 6 centímetros de diámetro.

Póngalos luego en una lata enharinada y hornee a 180 ° Celsius  o fuego medio por 15 minutos, vigilando que no se quemen.

Una vez listos, déjelos en la lata hasta que estén fríos.

De esta manera evita que se rompan, dado que su consistencia es delicada y quebradiza, lo que es la esencia del mantecado.

Finalmente, para servir espolvoree cada mantecado con abundante azúcar flor, lo que le dará ese sabor particular.

Tenga siempre a mano esta receta, que podrá preparar fácilmente en casa y con la seguridad de un delicioso bocado.

El sabor es lo que lo caracteriza y de seguro serán todo un éxito por lo que tendrá que repetir para su gente por ejemplo en navidad y los prepara con un kuchen de pascua.

 

OTRAS MASAS FÁCILES DE PREPARAR…a un click


Masitas de Canela


 

Hojuelas: La masa dulce más fácil y rápida de preparar.

hojuelas
hojuelas caseras

Hojuelas

Llegaron  amigos o parientes sin avisar, la solución para una buena atención es preparar estas hojuelas fáciles y deliciosas.

Siguiendo los pasos que a continuación se detallan, verá qué sencillo es hornear estas finas y delicadas masitas dulces.

Lo más importante es que  serán una de sus recetas favoritas para compartir gratos momentos.

Ingredientes para hacer hojuelas

2 yemas

1 cucharadita de ralladura de limón.

Vaso pequeño de vino blanco o de licor a gusto

1 ½ taza de harina sin polvos de hornear.

Aceite para freír.

Cómo hacer hojuelas caseras

Primeramente hay que batir las yemas hasta que estén consistentes y blancas.

Luego agregue el vino blanco, la ralladura de limón y la harina sin polvos de hornear.

Revuelva la mezcla hasta lograr una masa suave y blanda, ideal para trabajar.

Además, si estima necesario puede incorporar un poco más de vino a la masa, ya que se evapora el alcohol y permite una masa óptima.

A continuación, en una superficie lisa y enharinada, estire la masa y usleree hasta lograr unos 5 milímetros de espesor o menos si prefiere.

Corte en diferentes formas, como por ejemplo, rombos, círculos o cuadrados, usando moldes si cuenta con ellos, o con vasos de su elección.

Fríalas por ambos lados en aceite caliente por 2 a 3 minutos aproximadamente y déjelas sobre papel absorbente.

Para servirlas, le recomendamos rociarlas con este delicioso almíbar de naranjas que se prepara con estas sencillas instrucciones.

Hierva en una olla pequeña 1 ½ taza de agua con 1 taza de azúcar granulada, un vaso pequeño de jugo de naranjas y unas ralladuras de las mismas.

Cocine a fuego medio por 15 minutos aproximadamente revolviendo constantemente.

Cuando al levantar una cuchara de madera observa que escurre un hilo fino, está listo.

Finalmente, sirva las hojuelas rociadas con este almíbar de naranjas.

Fáciles y prácticas de hacer. Puede cambiar el fruto del jugo a uno de su elección, como por ejemplo el maracuyá.

Además ya que tiene los dedos con harina, puede complementar con un delicioso y fácil kuchen de migas, con toda seguridad, varios dirán.

¡Qué rico!

 

 

 

 

 

Chilenitos: Una masa deliciosa rellena y con merengue.

chilenitos con manjar
Chilenitos caseros

Chilenitos

Los chilenitos acompaña a toda hora, porque el recubrimiento de merengue y el relleno los hacen insuperables.

Son especiales para acompañar, por ejemplo, un café de granos o con una taza de chocolate en un día de invierno.

Este típico dulce tiene varias alternativas de relleno, lo que es una ventaja, ya que los puede preparar para todo tipo de gustos.

Una vez secos, la textura del merengue queda un poco quebradiza, produciendo, al morder una porción, una grata sensación al paladar.

Ingredientes para los chilenitos:

14 yemas.

1 taza de manjar o mermelada casera.

1 cucharada de aceite común.

2 tazas de harina con polvos de hornear cernida.

Cómo hacer chilenitos caseros

En un bol, bata las yemas y agregue el aceite. Inmediatamente, añada la harina con polvos de hornear cernida previamente para evitar grumos.

Revuelva muy bien hasta que formar una masa blanda fácil de manejar.

En una superficie limpia y enharinada, usleree la masa hasta que quede muy delgada, de 5 milímetros aprox.

Con un molde o vaso de 6 a 8 centímetros de diámetro corte círculos de masa.

Lo más importante de la receta es pinchar los círculos con un tenedor.

Forre la lata del horno con papel mantequilla y proceda a enmantequillarla para evitar que se pegue la masa.

Coloque los círculos de masa y lleve a horno alto de 200 °Celsius  durante 8 minutos.

Retire del horno y deje enfriar.

Forme los dulces uniendo de a dos círculos con manjar o si prefiere una mermelada casera espesa.

Cubra ambas superficies con una fina capa de merengue batido a nieve firme con las 14 claras que quedan.

Finalmente, lleve al horno muy suave y entreabierto por media hora aproximadamente.

Para manipular  el merengue deben estar secos y blancos producto del horno muy suave. Hay que vigilar que no se quemen.

Los ingredientes publicados alcanzan para 23 a 25 unidades aproximadamente.