Sopaipillas: Increíble para una tarde helada y lluviosa.

sopaipillas
Sopaipillas caseras

Sopaipillas

La reina de las masas caseras, las sopaipillas se pueden consumir de diferentes formas, por ejemplo en un día lluvioso solas o con un rico café.

También puede ser consumidas pasadas que se sirven calientes acompañada del almíbar de una rica chancaca.

Además sirven en aperitivos para los cuales se cortan más pequeñas de 4 centímetros de diámetro y se acompañan del conocido pebre o aguacate .

Ingredientes para las sopaipillas

Dado lo delicioso de esta masa dulce, la receta es para 30 a 36 unidades.

1 taza de manteca ablandada. Alternativa ¾ de taza de margarina o mantequilla

1 taza de agua

½ kilo de zapallo o calabaza cocido

1 kilo de harina sin polvos de hornear

1 cucharadita de sal

Manteca o 1 litro de aceite para freír

Como hacer sopaipillas caseras

Primeramente en un bol vacíe la harina sin polvos de hornear, la sal la manteca previamente ablandada y el zapallo cocido y muy bien molido.

Además agregue ½ taza de agua en la que coció el zapallo, siempre y cuando sea necesario.

Forme una masa suave y blanda, que servirá especialmente para trabajarla.

En una superficie enharinada , amásela durante 10 minutos, usleree bien hasta formar una masa uniforme de ½ centímetro de alto aproximadamente.

Corte las Sopaipillas con un molde redondo si tiene o un vaso mínimo de 7 centímetro.

Lo más importante es pincharlas con un tenedor, para que no se engloben al freir.

Fríalas en abundante manteca o aceite caliente por ambos lados hasta tener el dorado deseado.

Preparación de  Sopaipillas pasadas

Por lo general se dividen a gusto en porcentajes, una para  pasadas y la otra sin sin pasar.

Se pasan en la reconocida chancaca, la cual se derrite en la mitad de una cacerola con agua a fuego medio y algunas láminas de cascaras de naranja, un clavo de olor y una cucharadita de vainilla.

Para espesar la mezcla diluya una cucharada de harina en ella y se deja hervir por 5 minutos.

Inmediatamente se agregan las sopaipillas y se cocinan por 3 a 4 minutos, se dejan reposar y se sirven caliente.

El día posterior. si quedan pasadas, están sublimes.

Como recomendación de acompañamiento a las secas que se sirven solas o las puede acompañar de un puré de palta o aguacate, es un sabor muy rico.

También puede ser como parte de un aperitivo , pero por lo general son más pequeñas 4 a 5 centímetro y se acompañan del conocido pebre chileno, pico de gallo o guacamole mexicano o también la salsa criolla peruana, etc.

Ahora si se trata de pasar una tarde alegre, anímese con la receta de panqueques caseros y de seguro recibirá parabienes de los invitados.

A todos les agrada golosear un día con dulces caseros que demuestran mucho cariño al prepararlos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Kuchen de ricotta: Deliciosa receta para toda ocasión.

kuchen de ricotta
kuchen de ricotta

Kuchen de  Ricotta

Una porción de un kuchen de ricotta casero , es un imperdible dado el suave y cremoso relleno.

La ricotta , requesón, quesillo o ricota es la base de muchos postres y dulces. Por su suave textura y delicado sabor es muy apreciada en repostería.

Con esta receta, muy fácil de preparar en casa, se logra un exquisito kuchen, para degustar y compartir gratamente con familiares o invitados.

Ingredientes para el relleno del kuchen de ricotta:

½ kilo de ricotta.

1 taza de crema.

3 yemas.

2 ½ cucharadas de harina con polvos de hornear.

5 claras batidas a nieve.

½ taza de pasas de preferencia oscuras.

Pasos para la preparación del relleno:

Primeramente, en un recipiente vierta la ricotta y la crema, revuelva con movimientos suaves hasta lograr una mezcla homogénea.

Luego, agregue las pasas y a continuación las yemas; siga uniendo hasta obtener un producto consistente.

En seguida, incorporar la harina con la ralladura de limón. Una vez bien , reservar el contenido del relleno.

Aparte, en otro recipiente, bata las claras hasta que estén muy firmes. Después se incorporan al relleno anterior mezclando suavemente, en lo posible con una cuchara de madera.

Las claras batidas le dan el aire que requiere el contenido.

Ya tiene el relleno, ahora falta la masa.

Ingredientes para la masa de un kuchen de ricotta.

2 cucharadas grandes de mantequilla o margarina.

½ taza de azúcar o el equivalente en endulzante.

2 yemas.

1 ½ tazas de harina con polvos de hornear.

1 cucharadita de vainilla.

Ralladuras de limón a gusto.

Preparación de la masa del kuchen de ricotta

En un bol, mezclar muy bien la mantequilla o margarina con el azúcar o endulzante.

Posteriormente, incorporar las yemas hasta lograr una mezcla bien unida. Y se agregan las ralladuras de limón y la vainilla.

Cuando esté todo bien unido, se incorpora la harina con polvos de hornear, con movimientos envolventes, que es lo más importante para que no se formen grumos.

A continuación, vierta el contenido en un molde de 25 centímetros de diámetro previamente enmantequillado para que no se pegue al desmoldar.

Estire con los dedos, toda la masa teniendo en cuenta que hay que cubrir hasta los bordes del molde.

Posteriormente, agregue la mezcla del relleno sobre la superficie y distribúyala de manera uniforme.

Finalmente, hornee el kuchen de ricotta a temperatura moderada por 30 minutos.

Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente. Luego, al refrigerador por media hora o más, antes de servir.

En algunos países es conocido como kuchen de quesillo o de ricota.

 

 

 

Kuchen Vasco: Fácil y rápido de preparar, con sutil sabor a coñac.

kuchen vasco
Kuchen Vasco casero

Kuchen Vasco

Es un imperdible por su sencillez y su exquisito sabor. Con fáciles y sewncillas instrucciones logrará un delicioso kuchen vasco totalmente casero.

Esta receta puede sacarla de un apuro, porque se cocina rápido y requiere pocos ingredientes.

En la actualidad, en que el tiempo es oro, cuando surge un imprevisto y se anuncian visitas para la hora del té, puede seguir estos sencillos pasos y seguro tendrá el tiempo para disfrutar junto a ellos esta rica preparación.

Ingredientes para el kuchen vasco.

20 cc de coñac o un licor con aroma a frutas a gusto.

1 huevo.

1/2 taza de mantequilla o margarina si prefiere.

2 ½ taza de harina con polvos de hornear.

1 traza de azúcar flor o impalpable. Endulzante equivalente, si gusta.

Cómo hacer un Kuchen Vasco casero.

Para empezar, elija una superficie plana y limpia. Vierta sobre ella la harina con polvos de hornear. Haga un hueco al medio tipo corona y agregue el coñac y el huevo.

Para mezclar utilice los dedos y luego agregue la mantequilla o margarina previamente derretida. Una muy bien hasta lograr una masa compacta y suave.

Enmantequille un molde y cubra con la masa hasta los bordes.

Prehornee el contenido a temperatura alta por 15 minutos aproximadamente.

Mientras la masa se cocina vamos por el relleno, que requiere lo siguiente:

4 yemas.

2 cucharadas de fécula de maíz o maicena para espesar.

½ litro de leche.

20 cc de coñac o el licor seleccionado.

1 taza de azúcar flor o impalpable. Si prefiere el equivalente en endulzante.

Para preparar el relleno del kuchen vasco, siga estos pasos:

En una olla pequeña dé un hervor a la leche con la mitad del azúcar o endulzante y el coñac.

Aparte, disuelva la fécula de maíz o  maicena en ¼ de taza con agua y agréguela revolviendo constantemente por 2 minutos, y luego retírela del fuego.

Inmediatamente, bata ligeramente las yemas e incorpore el azúcar o endulzante restante, y agregue a la mezcla, revolviendo muy suavemente todo el contenido.

Finalmente, retire del horno el molde y vierta toda la mezcla de relleno en la masa prehorneada, fijándose que quede distribuida de manera uniforme.

Lleve la preparación nuevamente al horno a temperatura media por 20 a 25 minutos hasta que se dore la superficie a su gusto.

Recomendamos vigilar constantemente para que no se queme.

Por ora parte podemos sugerir que pruebe nustra receta de kuchen de ricotta, una preparación fácil y obtiene una suave mezcla de sabores.