Calzones rotos: Un exquisito dulce tradicional.

Calzones rotos caseros

Calzones rotos

Masitas muy fácil de preparar, los calzones rotos son muy bienvenidos en días fríos o lluviosos.

Son masas fritas dulces especiales para servir junto a una taza de café a medio día o a la hora del té por la terde.

También son bienvenidas para llevar y comer en pausas de trabajo o estudio.

Con estas sencillas instrucciones y en poco tiempo de preparación, podrá saborear este típico sabor de nuestra repostería del fin del mundo.

Ingredientes para los calzones rotos

2 yemas más 1 huevo.

2 cucharadas de mantequilla o margarina ablandada.

1 cucharada de licor por ejemplo ron, coñac o pisco.

3 tazas de harina con polvos de hornear.

½ taza de azúcar flor o el equivalente a endulzante si prefiere.

1 cucharadita de ralladura de limón o naranja.

Manteca o aceite para freír.

Optativo es el azúcar flor o impalpable para espolvorear.

Estas medidas pueden tener un rendimiento de 30 a 35 masas dulces.

Cómo hacer calzones rotos caseros

Comience mezclando la harina con polvos de hornear y el azúcar flor o el equivalente de endulzante.

Incorpore la margarina, el huevo, las yemas, la ralladura y el licor.

Agregue pequeñas cantidades de agua para hacer una masa que se pueda estirar o manipular con las manos.

Posteriormente, sobe la masa hasta que la superficie quede completamente lisa.

Disponga la masa sobre una superficie limpia y enharinada. Es muy importante uslerear bien, hasta dejarla de 3 centímetros de espesor, aproximadamente.

Corte rombos o rectángulos de 12 centímetros de largo por 5 centímetros de ancho.

Con un cuchillo hágales un corte en el centro de 4 centímetros, aproximadamente. Luego, pase una de las puntas por el corte y estírela para que forme una figura diferente.

Fría en abundante aceite o si prefiere manteca natural. Se requieren 1 a 2 minutos por un lado y medio minuto por el otro, hasta lograr el característico color dorado.

Escurra bien y póngalos sobre papel absorbente.

Sirva fríos o tibios, y si desea endulzarlos más, puede espolvorear con un poco de azúcar flor, blanca o impalpable.

Si quiere tener mayores alternativas, podría hornear unas sopaipillas caseras para compartir con invitados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *