Masitas de canela: Un sabor especial para la hora del té.

masitas de canela
Masitas de canela caseras

Masitas de canela

Para todo tipo de eventos, las masitas de canela son uno de los dulces preferido de grandes y de los más pequeños .

Por su exótico e inconfundible sabor, la canela es una de las especies favoritas en la gastronomía y muy especialmente en la repostería moderna.

Por otra parte cabe destacar las propiedades para la salud que contiene.

 

Unas masitas elaboradas en casa con canela y nueces sorprenderán muy gratamente a quienes las ofrezca y prueben.

Ingredientes para las masitas de canela

1 cucharada de canela en polvo.

1/4 taza de azúcar o el equivalente en endulzante si prefiere.

3 cucharadas de mantequilla o si prefiere con margarina.

1 taza de harina con polvos de hornear de su marca preferida.

1 clara de huevo.

½ taza de nueces picadas.

Cómo hacer masitas de canela caseras

Primeramente en un bol junte el azúcar o endulzante, la canela, la harina, la mantequilla o margarina y la clara de huevo.

Revuelva todo muy bien hasta obtener una masa suave y consistente que sea fácil de trabajar.

Puede agregar otra clara de huevo si estima que la masa obviamente lo requiere o más mantequilla o margarina, lo que tenga más a mano.

Lo más  importante es evitar agregar agua o leche.

Sobre una superficie plana, previamente enharinada, usleree la masa hasta dejarla de ½ centímetro de espesor aproximadamente.

Corte la masa en rectángulos de preferencia u otras figuras geométricas, por ejemplo rombos o círculos, u otro diseño que prefiera.

Coloque cada masita en la lata del horno enharinada previamente, para que no se peguen, y espaciadas una de otra.

Pincele la superficie con clara de huevo y agregue las nueces picadas.

Finalmente, lleve a horno regular previamente calentado durante 10 minutos, hasta que note que están de color dorado.

Recomendamos vigilar para que no se quemen.

Deje enfriar y sírvalas frías acompañadas por ejemplo con una deliciosa taza de chocolate en un día invernal.

Si queda algo de tiempo podría complementar con mantecados caseros que tienen un sabor incomparable.

¡ Perfecto!.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *