Rosquillas: Compañeras ideales de una tarde helada.

Rosquillas
Rosquillas caseras

Rosquillas

Son el sabor dulce necesario para un día lluvioso. Las rosquillas son un infaltable para acompañar la hora del té. Suben el ánimo en este día.

Muy fáciles de preparar y de seguro a toda su familia les encantarán , especialmente por que las preparo con la cuota de cariño que requieren.

Esta masita casera saca de muchos apuros y se consumen a toda hora, por ejemplo el día posterior , tienen un sabor incomparable.

Ingredientes para las rosquillas dulces

2 huevos

1 taza de agua

½ cucharada de polvos de hornear extra para que suba la masa

1 taza de harina con polvos de hornear

Equivalente de endulzante o 1 taza de azúcar granulada o común.

1 cucharada de mantequilla o margarina

Ralladuras de limón o naranja a gusto

Una pizca de sal

Como hacer roquillas caseras.

Primeramente en una olla hierva el agua, agregue la mantequilla y la sal.

Comenzando a hervir, vierta toda la harina con polvos de hornear, previamente cernida para evitar grumos.

Lo más importante es revolver muy bien durante 3 a 4 minutos , hasta que la masa pueda despegar del fondo de la olla.

Además agregue los huevos uniéndolos bien a la masa ya tívia.

Inmediatamente retire del fuego y deje enfriar la olla tapada con un paño para que conserve calor por más tiempo.

Posteriormente en una superficie lisa y enharinada, amásela y esparza o espolvoree harina para que no se pegue.

Divida la masa en 12 o 14 bolitas pequeñas y estírelas cada una de ellas frotándola entre ambas palmas de sus manos.

De esta forma obtiene una masa con forma de rollito largo y delgado de 10 a 12 centímetros aproximadamente.

Una ambos extremos presionando para que se unan.

Ya tiene la forma de la rosquilla.

Finalmente , fríalas en una olla con abundante aceite o manteca caliente dando vueltas para que se doren en forma pareja por ambas caras.

Escúrralas al sacar y déjelas sobre papel absorbente.

Deje enfriar y sírvalas espolvoreando azúcar flor o impalpable sobre la superficie.

Como alternativa es cubrirlas con un almíbar de pelo hecho con media taza de agua y 4 cucharadas de azúcar. Las que se dejar hervir por 5 minutos hasta que reduzca.

Además puede intentar con las sopaipillas caseras que en una tarde invernal son muy bien recibidas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *